JOSE J PAGAN MARTINEZ
Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 
 
 

FISIONOMIA DEL DOGO ALEMAN

Creado 08.01.2010 18:48:35 | Último cambio 08.01.2010 19:31:00
¿Que tiene que tener un dogo alemán para ser considerado como un excelente ejemplar?, muy fácil, lo primero salud, si no en vez de un perro tenemos un problema, lo segundo buen carácter, si no difícilmente podremos disfrutar de nuestro perro y por último una construcción sólida y armónica con cabeza típica, que se ajuste al estándar, acompañada de buenos movimientos.

Tanto para seleccionar en la cría como para valorar a un dogo alemán lo vamos a hacer por partes, y la unión de todas esas partes tiene que ser de tal forma que todo encaje perfectamente, dotando al perro de esa armonía y solidez de la que hablábamos.

Dividiremos al dogo alemán en cuatro partes:
-Cuello y cabeza.
-Tercio delantero: delimitado por la cruz, abarcará extremidades anteriores y pecho.
-Tercio medio: Línea dorsal, línea ventral, zona de las costillas y zona de los riñones.
-Tercio trasero: La grupa, el rabo y las extremidades traseras.

A cada una de estas partes las trataremos con independencia de las otras y cuando todas estén explicadas y entendidas nos meteremos en encajarlas todas para que el resultado sea armónico y sólido.

CUELLO :
Formado por las 7 vértebras cervicales, debe ser largo, seco, osea, sin papada en la región de la garganta y musculoso. Inserción bien formada, justo donde empieza la cruz, afinándose levemente hacia la cabeza con una línea arqueada, esto da el aspecto garbeado, llegando hasta la nuca donde se une a la cabeza, y porte erguido con una leve inclinación hacia adelante.

CABEZA:
Cráneo: En perfecta armonía con su apariencia general. Es largo, estrecho, bien marcado, muy expresivo y finamente cincelado (especialmente la zona por debajo de los ojos). Los arcos superciliares o cejas, bien desarrollados pero sin que estos sobresalgan. La distancia desde la punta de la nariz al stop y desde el stop hasta la protuberancia occipital levemente definida deberá ser la misma en la medida de lo posible. La línea superior de la caña nasal y la del cráneo deben correr en forma paralela. Vista desde adelante la cabeza debe parecer angosta y la caña nasal debe ser en lo posible ancha mientras que los músculos de las mejillas sólo deben estar levemente definidos, nunca deben sobresalir marcadamente.
Depresión naso-frontal (Stop) : Bien definida.
Trufa : Bien desarrollada, más ancha que redonda con ventanas nasales bien abiertas. Debe ser de color negro, con la excepción del Dogo alemán arlequín (manchas negras y blancas). En estos últimos es deseable una nariz negra, pero se tolera también una pigmentación en mariposa (parcialmente pigmentada) o de color carne. En los perros azules, la trufa es de color antracita (negro diluido).
Hocico: Profundo y en lo posible rectangular. Bordes de los labios bien definidos. Labios con pigmentación oscura. En los perros de tipo arlequín son tolerados los labios con pigmentación parcial o de color carne. Los belfos deben caer formando un angulo recto con el caño nasal y estar llenos.
Mandíbulas/Dientes: Maxilares anchos y bien desarrollados. Mordida en tijera fuerte, sana y completa (42 dientes de acuerdo a la formación dental habitual. )
Ojos: Medianamente grandes, con una expresión viva amable e inteligente, preferentemente oscuros, forma almendrada, con párpados bien adherentes. En el Dogo alemán azul se permite una coloración ligeramente más clara de los ojos. En los arlequines se toleran ojos claros o bien que ambos sean de distinto color (anisocromía).
Orejas: De inserción alta, caídas por naturaleza, de tamaño mediano. Los bordes frontales cuelgan junto a las mejillas.
Las diferencias entre un buen cuello y una buena cabeza y otros vulgares son las siguientes:

El cuello ha de ser muy garbeado(tipo cisne), cumpliendo claro está las premisas arriba expuestas, y la cabeza de líneas rectas, escapando de las redondeadas, de cráneo estrecho, que visto de frente no sobresalgan los maseteros, que parezca rectangular, y el hocico muy ancho, visto de frente debe parecer otro rectángulo, con belfos muy llenos(gordos y que debajo haya hocico, para que me entendáis), que bajen hasta la profundidad de la cabeza, ni más ni menos, esto diferenciará una cabeza correcta, de una tosca y amastinada o de una ligera y agalgada.

La expresividad la lograremos por la forma de los ojos, por el stop, por la forma de las cejas y sobre todo por el cincelado de su frente, y especialmente debajo de los ojos.
La cruz está formada por el punto más alto de las escápulas, debe marcarse y distinguirse claramente de la línea dorsal, creando así un punto de referencia.

TERCIO DELANTERO:
La cruz está formada por el punto más alto de las escápulas, debe marcarse y distinguirse claramente de la línea dorsal, creando así un punto de referencia.

El hombro debe ser muy musculoso y desarrollado, visto de frente debería de sobresalir de la caja torácica, para ello es fundamental que la angulación de hombro sea al menos de 100º, con angulaciones más abiertas es imposible tener un hombro suficientemente desarrollado o un pecho ancho y poderoso.

El pecho debe descender hasta la altura de los codos, y visto de frente debe de ser ancho y llenar suficientemente el espacio entre ambos hombros. Frecuentemente vemos a perros a los que el pecho sobrepasa a los codos, el motivo es un brazo corto y otras veces el pecho no llega a los codos, el motivo es una angulación demasiado abierta.

El brazo debe de ser más largo que el omóplato, esto unido a un antebrazo largo, hace que el dogo alemán tenga ese aspecto esbelto de perro gigante. Si el brazo o antebrazo son cortos, el aspecto es de un perro más basto y chaparro, tipo mastín napolitano, muy normal en los hipertípicos.

Los codos deben de estar bien pegados al cuerpo, no desviarse ni hacia fuera ni hacia adentro, lo que repercutiría en que torciera los pies.
El metacarpo debe de ser recto, y visto de perfil formar en lo posible un ángulo recto con el suelo, muy difícil de conseguir, por lo que se admite una ligera inclinación hacia delante.

Los pies deben de ser redondos, bien arqueados y compactos.

TERCIO MEDIO:
Teniendo en cuenta que todo el conjunto es importante para conseguir un dogo alemán armónico y equilibrado, para mí, este es el tercio clave para que todo encaje a la perfección.

Línea dorsal: Corta y firme en una línea casi recta con una imperceptible caída hacia atrás. Empieza en la terminación de la cruz y llega a la zona de los riñones.
Lomo o zona de los riñones: Ligeramente arqueado, ancho, con buena musculatura. Es fundamental para dar aspecto de perro cuadrado, que esta zona sea muy corta.
Tórax: Las costillas son 13 pares, unidas a las 13 vértebras torácicas, la 11 y 12 son costillas falsas y la 13 es la costilla flotante, bien arqueadas se extienden hacia atrás; el que la unión del torax con la zona de los riñones, formado por las 7 vértebras lumbares, sea armónica y sólida depende de ello. El tórax es de buena amplitud con antepecho bien definido.
Línea ventral : Vientre retraído bien hacia la parte posterior, formando una línea curva moderada que va desde el esternón hasta la zona de los riñones .

TERCIO TRASERO:
Grupa: Formada por las 3 vértebras sacras, ancha, con fuerte musculatura, ligeramente caída desde el sacro hasta la inserción de la cola con la cual se fusiona imperceptiblemente.
Cola: Alcanza hasta la articulación tibio-tarsiana. Inserción alta y ancha, adelgazándose uniformemente hasta la punta. En reposo cuelga hacia abajo formando una curva natural. Cuando el perro está excitado o en movimiento la lleva ligeramente en forma de sable, pero sin sobrepasar mucho la línea dorsal. No es deseable la presencia de pelo grueso por debajo de la cola.
Muslos : Largos, anchos y muy musculosos.
Rodillas: Fuertes, colocadas en forma casi vertical por debajo de la articulación de la cadera.
Patas: El fémur y la tibia deben de ser de la misma longitud y formar un ángulo entre ambos de 120º, y la tibia con el metatarso un ángulo de 135º. Estas angulaciones repercutirán tanto en el movimiento como en la solidez y posición de la grupa. Una hiper-angulación , provocará grupas caídas y líneas dorsales descendentes, una angulación demasiado abierta, provocará grupas más altas que la cruz, líneas dorsales ensilladas y muslos poco musculados.
Metatarso: Corto, fuerte, casi perpendicular al piso.
Pies posteriores: Redondos, bien arqueados con dedos bien juntos (pie de gato). Uñas cortas, fuertes, lo más oscuras posibles.
Visto de atrás: posteriores bien perpendiculares y paralelos
El esqueleto completo está cubierto por músculos fuertes que hacen que la grupa, caderas y muslos tengan una apariencia ancha y redonda. Las extremidades posteriores vistas desde atrás son paralelas a las extremidades anteriores.

Una cruz bien marcada, delimita el inicio de la línea dorsal y de la inserción del cuello. La línea dorsal, corta y recta como una tabla, y las costillas bien arqueadas y retraídas hacia atrás, llegando a la zona de los riñones, confieren ese aspecto de solidez.
Una zona de riñones corta hará que nuestro dogo se inscriba en un cuadrado, es decir, que sea tan alto como largo, permitiéndose en los machos un 5% más largo que alto y en las hembras un 10%.
La línea ventral, que empieza en el esternón y llega hasta el vientre, debe recogerse gradualmente, esto unido a un brazo y antebrazo largos, va a dar un aspecto de elegancia y esbeltez.
La grupa, llena y redonda, ligeramente descendente, unida a unas buenas angulaciones traseras, ayudarán a conseguir una correcta y desarrollada musculatura en el tercio trasero y un movimiento potente y correcto.
Una angulación de hombro correcta, con buenas proporciones entre húmero, brazo, antebrazo y metacarpo, con un pecho descendido hasta la altura de los codos, confiere al dogo alemán ese aspecto de perro potente y poderoso, con hombros muy musculados y un pecho lleno.

Para ver las angulaciones del tercio trasero en el dogo, sabremos que está colocado correctamente cuando el metatarso forme un ángulo recto con el suelo.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one